Ejercicios de Yoga

Instrucciones Para Empezar

Siéntate en quietud y preste atención a su respiración. Reduzca el número de respiraciones de forma consciente y respire desde el abdomen. Preste atención a las sensaciones de su cuerpo. Sintonice con su propio ritmo. Permítase un par de minutos para calmarse, centrarse, y crear su propio espacio.

 Sintonizar
 Antes de empezar su práctica de Yoga, siempre debe “sintonizar” enfocar su mente en la respiración, respiración conciente y profunda.

Al Finalizar la Práctica

Relajación 
Relájate profundamente boca arriba, las manos a los lados, con las palmas hacia arriba. Simplemente presta atención a la respiración y las sensaciones de tu cuerpo y disfruta de la quietud.

Meditación 
Siéntate en silencio y medita. Presta atención a las sensaciones de tu cuerpo. Incrementa tu atención para incluir todas las partes de tu cuerpo y columna. Consolida tu presencia sintiendo todas las sensaciones simultáneamente durante al menos un minuto al final.

2-5 minutos o todo el tiempo que quieras.

Para finalizar: Inhala y exhala profundamente 3 veces. Sube los brazos por encima de la cabeza, estira tu columna, sacude tus brazos y manda bendiciones al mundo. Lleva esta sensación de bendición y gratitud contigo a lo largo del día.

Consideraciones

¿Cuando Practicar?

Esta serie puede ser practicada por la mañana como una forma de obtener más energía para el día. También puede ser hecha por la noche antes de la cena para revitalizarte después de un duro día de trabajo y darte energía para el resto de la noche.

Tu Propio Ritmo

Empieza y continúa tu práctica a tu propio ritmo. No hay ningún concurso para ver las posturas difíciles que puedas hacer. El objetivo es activar nuestra sistema glandular y reforzar nuestro sistema nervioso para así tener más energía y sentirnos más vivos. Expande tus límites pero no los sobrepases. Sólo tu conoces tu cuerpo y lo que funciona para ti. Los posible bases pueden ser activación, estiramientos suaves y movimiento rítmico.

Entre Ejercicios

Tómate 30 segundos o más para relajarte entre los ejercicios y prestar atención a la energía tal y como la experimentas en el cuerpo. La energía se ajustará de forma automática e irá a donde sea necesario. Tu trabajo es el prestar atenciónconsciente, no el intenar conscientemente que algo suceda. Si haces los ejercicios , algo ya está sucediendo. Una de las cosas maravillosas del Yoga es el descubrimiento. Atórgate a ti mismo tiempo para descubrir las cosas que están sucediendo.

Higiene: Los intestinos deben ser evacuados antes de una practica matinal de Yoga. Puede tomarse un baño antes o despues de la practica.

Hora: Para cualquier estudio o practica, la primera hora de la mañana es el momento ideal. Para los principiantes es mejor iniciar la práctica a primera o ultima hora de la tarde.

Alimentación: El estómago y los intestinos han de estar vacios. Deje cuatro horas después de una comida pesada y dos horas y media despues de una ligera.

Lugar: Debe practicarse en un lugar aireado y limpio, libre de insectos y ruidos. No practique sobre el suelo desnudo o en piso desigual, sino encima de una esterilla en suelo nivelado.

Ropa: La ropa no debe restringir los movimientos y los pies han de estar descalzos.

Duración: La cantidad de tiempo y esfuerzo dedicados a la practica producen los correspondientes resutados. Algunos practicantes se sienten satisfechos con los beneficios de una practica semanal de 30 minutos. A otros les viene bien dos o tres sesiones a la semana, mientras que los más entusiastas practican a diario.

Respiración: En todas las asanas la respiración debe realizarse por la nariz y nunca por la boca. No se contenga el aliento durante las posturas. Los ojos, las orejas/oído, la garganta, y el abdomen deben estar relajados.

Ritmo y velocidad. No pierda tiempo entre las asanas, tome 2-3 respiraciones entre cada una y siga con la practica.

Actitud de introspección: Durante la practica de asanas solo debe hallarse activo el cuerpo, mientras que el cerebro debe permanecer en estado pasivo, despierto y vigilante.

Atención a la precisión y al detalle. Cuando la postura está correctamente alineada, no se producen interrupciones en la circulación de energía.

Dolores y agotamiento. Durante la practica se manifiestan dolores de espalda y diversos puntos débiles. 
Si siente agotamiento, es señal de que la practica ha sido demasiado larga o de haber realizado posturas indebidas. También puede ser indicio de debilidad física o de alguna afección.

Menstruación: La postura invertidas no deben hacerse nunca durante la menstruación pues inhibe la salida de productos de desecho del organismo. Asimismo tampoco es recomendable una practica vigorosa, porque puede someter a tensión los órganos femeninos. Durante este tiempo de cambio fisiológico se recomienda una suave sesión de posturas supinas y flexiones de columna con apoyo.